Siempre hay un motivo para celebrar.

¿Y qué mejor motivo que la llegada de un nuevo miembro a la familia y al círculo de amigos? 

Un baby shower es una forma de que la mujer embarazada celebre al bebé y el próximo nacimiento o el tiempo que le sigue. En consecuencia, todo el tema de la fiesta gira en torno a los bebés y todo lo que conlleva.

Esta puede ser también la razón por la que las fiestas del bebé suelen celebrarse en un círculo solo de mujeres, ya que la mayoría de los hombres se sienten abrumados por tanta charla sobre bebés. Pero eso no quiere decir que los papás amantes de los bebés u otros hombres no puedan ser igualmente grandes invitados.

Habrá comida, juegos, regalos y convivencia, para que la futura mamá se sienta apoyada, celebrada y cuidada. Ella es el centro de atención (probablemente por última vez en mucho tiempo, porque una vez que llegue el bebé, toda la atención será para él).

¿Te apetece celebrar su propio baby shower? A continuación, lea todo sobre la organización, el proceso y las grandes ideas para la fiesta de una nueva vida ahora.

¿Cómo se originó la tradición?

La celebración más antigua que se conoce en honor de la madre y el niño por nacer procede de la India. Allí, en el séptimo mes de embarazo, se celebra el festival «Seemantha», durante el cual se rezan largas oraciones, se baña a la embarazada y se agasaja ricamente a los invitados. El momento de la fiesta se fija porque el niño puede percibir la música y las voces del exterior del vientre materno a partir del séptimo mes.

En muchas otras culturas también se celebra al bebé antes de su nacimiento. En nuestro mundo occidental, la celebración del embarazo se disparó, sobre todo en los años cincuenta. Debido a la bonanza económica, muchas tradiciones se volvieron más materialistas e implicaban una costosa hospitalidad y muchos regalos materiales.

Esto también es para dar a los padres del niño un comienzo de vida sin preocupaciones con el niño. El baby shower como evento social se celebra especialmente en los Estados Unidos. Desde allí la tendencia nos llegó también a Europa. Incluso las agencias de eventos organizan allí a menudo el baby shower americano. Se supone que la celebración consiste en colmar de amor y regalos a la madre y al niño por nacer (de ahí el nombre de baby shower).

El proceso de baby shower

Por supuesto, no hay reglas ni rutinas prescritas para las fiestas, pero puedes utilizar las tradiciones para guiar tu planificación. De este modo, podrás asegurarte de que los invitados estén entretenidos y de que se realicen las actividades que esperan.

Al fin y al cabo, hay algunas cosas que los invitados simplemente esperan cuando van a una baby shower. Por lo tanto, un poco de información de antemano le ayudará a hacer una lluvia de ideas y a organizarse. Pero no te dejes llevar por una determinada dirección, porque la fiesta es siempre algo individual y personal. Lo que está permitido es cualquier cosa que complazca a la futura mamá y la entretenga sin estresarla.

El momento adecuado para la fiesta

Tradicionalmente, el baby shower se programa unas 8 semanas antes de la fecha prevista de parto. En este momento, el bebé ya está lo suficientemente desarrollado como para que se le contagie el ánimo de celebración.

Escucha la música y las voces de personas queridas en el vientre. Así, la mamá y también los invitados pueden sentir que el bebé está al menos un poco con ellos. Además, el embarazo en ese momento no suele estar tan avanzado como para que la futura madre esté física y nerviosamente sobrecargada.

Cuanto más se acerque la fecha del parto, más agotador será el embarazo y menos ganas tendrá la embarazada de celebrarlo. Y por último, pero no menos importante, la fiesta no debe terminar cuando comienza el parto. Por lo tanto, la regla es: no lo celebres demasiado pronto, ¡porque la barriga del bebé forma parte de ella! Pero tampoco demasiado tarde, para que la madre esté sobrecargada.

Lista de control para la organización

Hay muchas pequeñas cosas que hay que organizar, esta lista te ayudará a asegurarse de que no se olvida de nada a la hora de planificar:

  • Fijar una fecha
  • Enviar invitaciones
  • Planificar la comida
  • Crear una lista de deseos
  • Plan de decoraciones
  • Preparar los juegos
  • Crear una lista de música

Ideas para fiestas, desde la comida hasta las invitaciones

No tienes que reinventar la rueda para tu baby shower (o el de tu amiga, hermana…). Hay un montón de ideas de decoración, sugerencias de comida y juegos populares. Deja que las mejores ideas te inspiren y crea una fiesta a tu medida.

Sugerencias alimentarias

Lo mejor son los aperitivos, los pequeños tentempiés y, sobre todo, muchos dulces. Puedes hornear las galletas unos días antes y adaptarlas al tema de la fiesta y decorarlas.

O pueden ser decorados por los invitados. Los cupcakes también son estupendos para preparar y decorar. Un plato de fruta o unas brochetas de fruta aportan muchas vitaminas.

Juegos de parejas

Adivinar el bebé: Incluso antes de la fiesta, haz que cada invitado te envíe una foto del bebé. Las fotos se imprimen y se cuelgan durante la fiesta. Para que la conversación continúe, los invitados pueden adivinar qué bebé es cada uno.

Cambio de pañales: Pides prestados unos muñecos de bebé a unos amigos con hijos y compras un paquete de pañales. A continuación, los invitados hacen una carrera para cambiar pañales y ver quién tiene o necesita más práctica.

Adivina los tarros: Compra diferentes tipos de comida para bebés en tarros y quita las etiquetas y las tapas. Los invitados pueden probar y tratar de adivinar los sabores.

Adivinar el vientre: De un rollo de cuerda, cada invitado tiene que cortar un trozo que crea que se ajustará a la barriga de la madre. El que mejor adivine gana un pequeño premio.

Pintar trajes de baño: Compra una pila de trajes blancos básicos en un montón de plumas de pintura de tela de colores. Cada invitado puede diseñar un body para el bebé. A cambio, se promete recibir una foto del bebé con el body más adelante.

Retrato del bebé: En tarjetas postales en blanco, los invitados dibujan un retrato del futuro bebé y escriben en él buenos deseos. Posteriormente, envían las postales a los padres como sorpresa en cualquier momento.

Ideas de decoración / manualidades

Por supuesto, la decoración debe girar en torno al tema del bebé. Así que la decoración es relativamente fácil, ya que hay muchas posibilidades.

Globos y guirnaldas en colores pastel, chupetes que cuelgan del techo, ropa de bebé como decoración de pared…

Si quieres hacer todo lo posible tú mismo, lo mejor es que compres diferentes papeles (papel de seda, papel brillante, cartulina…). Utilízalas para cortar guirnaldas, hacer tarjetas de mesa y atar pompones. De este modo, la decoración es económica y la habitación sigue siendo festiva.

Sin embargo, no deben faltar algunos globos para el lema del bebé. ¿Se ha elegido ya un nombre? Entonces, esto debería incluirse en la decoración en cualquier caso. 

Tarjetas de invitación

Puedes comprar tarjetas de colores uniformes para las invitaciones y diseñarlas individualmente. Si le gusta trastear, seguro que disfrutará con las pegatinas, las cintas y los motivos de troquelado. Pero incluso los artesanos sin experiencia pueden hacer bonitas invitaciones.

Mantenga las tarjetas simples y minimalistas. Lo mejor es que el texto esté escrito a mano y que se pegue en el interior la última foto de la ecografía (para que cada uno de los seres queridos tenga también una foto de la ecografía del bebé como recuerdo). Recuerda enviar las invitaciones con la suficiente antelación para que todos los invitados puedan tener la fecha libre.

Regalos para el baby shower

Por supuesto, un baby shower en condiciones también incluye regalos, y no solo para la futura madre. También deberían distribuirse pequeños regalos de anfitrión. Estas ideas para regalar te ayudarán en la selección:

Regalos para los invitados: Se trata de pequeñas atenciones o un recuerdo de la fiesta, que se entregan a los invitados cuando se marchan. Por ejemplo, son muy populares las bolsas o tarros de caramelos con los colores del bebé (azul claro o rosa).

O hay una planta bebé para que cada invitado la cuide y la deje crecer. También son bonitas las semillas de plantas en una bonita bolsa, que luego se siembran para el nacimiento.

Regalos para el bebé: Los artículos personalizados para el bebé son especialmente bonitos. Si el nombre ya está decidido, se pueden bordar con él todo tipo de regalos útiles en Renacer.

Los baberos, las mantas para bebés o las toallas necesitan cada bebé en grandes cantidades. Y cuando tu propio nombre está en él, no es un trozo de tela al azar. Junto con un pequeño juguete o producto de cuidado, constituye un regalo personal y práctico.

Regalos para la madre: no solo el bebé recibe regalos, la madre también se alegra de recibir un detalle. Las pequeñas cosas que hacen más fáciles las últimas semanas de embarazo son muy bienvenidas.

Un aceite o una crema corporal contra las estrías, un té relajante o música relajante la ayudarán a disfrutar de las próximas semanas. Y los regalos personalizados para bebés también hacen sonreír a la mamá.

Regalos Renacer para baby shower:

¿Te han invitado a una fiesta del bebé y estás buscando un regalo muy especial? 

En la tienda encontrarás preciosos regalos para el nacimiento personalizados con el nombre bordado del bebé. 

close

¡10% de descuento!

Política de privacidad *

En tu próximo pedido, solo tienes que apuntarte a la newsletter para avisarte de nuestras ofertas, noticias y más.

Nunca enviamos spam ni compartimos tu dirección de correo electrónico.
Descubre más en nuestra política de privacidad.

Pin It on Pinterest

Share This